Saltar al contenido

¿Qué es el aceite de CBD? Una guía para principiantes

Hoy os queremos explicar qué es el aceite de CBD (cannabidiol) y qué puede hacer. ¿Qué no hace? Probablemente estés aquí porque alguien te dijo que probaras el aceite de CBD para el dolor, el insomnio, la ansiedad, el cáncer u otra afección médica. O puedes estar interesado en probarlo para el bienestar diario, como un suplemento.

Nos alegra que estés aquí, armándote con información antes de sumergirte de cabeza en el mundo del CBD, donde la desinformación y las reclamaciones dudosas pululan alrededor de productos no regulados. Los productos de CBD pueden ofrecer un excelente alivio, pero antes de dejarte llevar por la impulsividad, ten cuidado: No todos los aceites de CBD se hacen de la misma forma.

¿Qué es el aceite de CBD?

El CBD, o cannabidiol, es uno de los muchos compuestos químicos (también llamados cannabinoides) producidos por el cannabis. El aceite de CBD simplemente se refiere a un extracto de cannabis o cáñamo que está formulado para contener altos niveles de CBD y puede capturar diferentes niveles de otros compuestos vegetales.

Los productos que contienen solo CBD no son tóxicos, a diferencia de los productos ricos en THC, que causan el “high” comúnmente asociado con el cannabis. Esto hace que el CBD sea un remedio popular entre los consumidores, que buscan un alivio claro de sus dolores o enfermedades.

¿Qué productos de CBD existen?

  • Las tinturas de CBD son extractos líquidos que se aplican debajo de la lengua, donde el CBD se absorbe y ingresa al torrente sanguíneo. Por lo general, vienen en una botella de vidrio con un gotero para dosificar incorporado en la tapa.
  • Las cápsulas de CBD se llenan de aceite y se tragan como un suplemento tradicional. Estos se empaquetan como botellas de vitaminas o suplementos, que contienen gelcaps llenos de un aceite dorado.
  • El aceite de vape CBD puede referirse a cartuchos de aceite precargados que se unen a baterías de vape o jugo de vape utilizado en cigarrillos electrónicos.
  • El aceite de CBD concentrado incluye aceite de hash butano rico en CBD, resinas vivas, colofonia y otras formas utilizadas para un proceso de vaporización instantánea. No sugeriríamos que los principiantes comiencen con este producto, pero lo mencionamos para que entiendas lo que significa.

Efectos y beneficios del aceite de CBD

La primera pregunta que podrías hacerte en este momento sería, ¿me drogará el aceite de CBD? La respuesta corta es no, la mayoría no lo hará. Pero eso puede depender de dónde compres tu aceite de CBD.

Por sí solo, el CBD es un compuesto no deteriorante. Cualquier producto de CBD que compre en línea o en minoristas como supermercados y farmacias debe contener menos de 0.3% THC; esa cantidad traza de THC no dará lugar a efectos eufóricos detectables.

Los productos que contienen CBD y THC son cada vez más comunes entre los consumidores de cannabis. Pero si estás buscando evitar cualquier “high” notable, consulta a tu proveedor, en las asociaciones lo suelen explicar con todo lujo de detalle, y (casi siempre) están etiquetados. En términos generales, los productos con menos del 1% de THC (o menos de 2mg de THC) no te sentarán mal, pero realmente varía de persona a persona.

El aceite de CBD puede no hacerte alto, pero eso no significa que sea completamente indetectable en tu cuerpo. Dependiendo de la dosis, tu biología única y cómo lo consumas (tintura, loción, aceite vaporizado, etc.), El aceite de CBD puede tener una gama de efectos sutiles que incluyen relajación física, alivio del estrés o un efecto ligeramente alertador o sedante.

Beneficios

Aunque la investigación aún no ha explorado la gama completa de la utilidad de CBD, la mayoría de las personas usan el aceite de CBD para manejar los síntomas relacionados con:

Epilepsia y convulsiones
Dolor e inflamación
Ansiedad
Insomnio

Pero, ¿cuán efectivo es este producto para tratar estas afecciones? Los primeros estudios e informes anecdóticos son prometedores, pero debido a las estrictas leyes sobre el cannabis, faltan ensayos clínicos controlados. Hasta ahora, el perfil de seguridad del CBD parece ser muy alto, pero también es importante que los consumidores tengan precaución con posibles interacciones medicamentosas, o productos con ingredientes cuestionables.

¿Qué CBD deberia consumir?

Qué es el aceite de CBD

Debido a que el aceite de CBD aún no está regulado, depende del consumidor discernir entre concentrados de alta calidad y aceite de poca (o ninguna). Como regla general, recomendamos comprar aceites orgánicos probados por terceros procedentes de cannabis cultivado en el país.

La amplia variedad de compuestos terapéuticos que se encuentran en los aceites de CBD de espectro completo, los hacen populares entre los consumidores que desean todos los ingredientes útiles que pueden obtener.
Primero, hay tres tipos distintos de aceite de CBD que debes conocer.

Tipos de Aceite de CBD:

  • El de espectro completo contiene la gama completa de compuestos producidos por su planta fuente (CBD, THC y otros cannabinoides y terpenos).
  • El de amplio espectro contiene una amplia gama de compuestos producidos por su planta fuente, pero se elimina el THC.
  • El aislado de CBD contiene solo CBD; todos los demás compuestos se han eliminado.

La amplia variedad de compuestos terapéuticos que se encuentran en los aceites de CBD de espectro completo, los hacen populares entre los consumidores que desean todos los ingredientes útiles que pueden obtener. Sin embargo, el de amplio espectro o el aislado de CBD serían una buena opción, para aquellos que quieran evitar incluso pequeñas cantidades de THC debido a, digamos, un test de drogas en un futuro inmediato.

A tener en cuenta

El aceite de CBD se puede hacer a partir de cáñamo o cannabis tradicional, ya que ambos producen CBD en sus glándulas resinosas. Hay algunas diferencias y características clave que vale la pena señalar:

Debido a las diferencias en la legalidad, los productos derivados del cáñamo son mucho más accesibles y están completamente disponibles para su compra online. El aceite de CBD derivado del cannabis y productos similares, solo están disponibles en asociaciones cannábicas.
El cáñamo expresa menos glándulas de resina que el cannabis tradicional con un mayor contenido de THC, por lo que se requiere más material vegetal para procesar el aceite de CBD derivado del cáñamo. Dado que el cáñamo absorbe más fácilmente los contaminantes del suelo en un proceso llamado bioacumulación, sus extractos tienen una mayor probabilidad de concentrar metales pesados residuales.
El cáñamo también es más limitado en su diversidad química, lo que potencialmente podría resultar en un producto menos terapéuticamente potente.

A %d blogueros les gusta esto: