Saltar al contenido

La Marihuana es buena para la artritis

la marihuana es buena para la artritis

Hoy os traemos algo de información reveladora acerca de como la marihuana es buena para la artritis:

Una nueva encuesta de más de 1.000 pacientes con artritis encontró que el 57% de los encuestados había probado el cannabis para sus síntomas, y más del 90% dijo que ayudaba a aliviar su dolor.

La encuesta fue realizada por “CreakyJoints”, una comunidad de apoyo a la artritis en línea, que forma parte de la fundación sin fines de lucro Global Healthy Living. Los resultados publicados, ilustran el grado en que el cannabis medicinal ha sido adoptado por los principales pacientes que manejan condiciones como la artritis.

A lo largo de los años se han estudiado las propiedades analgésicas y antiinflamatorias del cannabis, y algunos estudios incluso han puesto de manifiesto la preferencia de los pacientes por la marihuana cuando se trata de dolores crónicos.

No sólo el CBD

Un estudio anterior (publicado en mayo de 2019), informó que los pacientes con artritis reumatoide describieron el cannabis medicinal “como una terapia alternativa a ser usada con medicamentos recetados, o como un medio para disminuir estos medicamentos“. Otro estudio publicado un año antes citaba que “el dolor crónico era la razón más común para el uso de cannabis“. Asimismo, se demostró que el CBD tenía un potente efecto antiartrítico ya en el año 2000.

Pese a todo, pocos estudios han visto lo común que es el uso de cannabis y CBD entre los pacientes con artritis, o cómo es realmente la experiencia del paciente. Es por eso que este nuevo estudio de “CreakyJoints” es especialmente esclarecedor acerca de si la marihuana es buena para la artritis.

Como parte de la Global Healthy Living, “CreakyJoints” está particularmente enfocada a servir a la comunidad de la artritis. Los investigadores tenían curiosidad por saber cómo la comunidad de pacientes con artritis percibe y usa el cannabis. Así que hicieron una encuesta de 77 preguntas a 1.059 pacientes. Los resultados fueron presentados en el Congreso Europeo Anual de Reumatología de 2019.

Informes completos

La encuesta de “CreakyJoints” encontró que:

  • Casi la mitad (46%) de los 1.059 participantes de la encuesta, reportaron un diagnóstico de artritis reumatoide. La mayoría de los participantes (77%) reportaron una salud regular o mala.
  • Sólo el 29% de todos los participantes en la encuesta, estaban satisfechos o muy satisfechos con su tratamiento actual, y más de la mitad (67%) había estado en su tratamiento actual durante un año.
  • Más de la mitad (62%) de los que actualmente consumen cannabis con fines médicos, declararon consumirlo por lo menos una vez al día.
  • La mayoría de los pacientes que habían consumido alguna vez cannabis medicinal y/o CBD, informaron de que el consumo mejoró sus síntomas (97,1% para el cannabis medicinal; 93,7% para el CBD) y su estado (96,1% para el cannabis medicinal; 93,1% para el CBD).

Un paciente real que lo afirma: la marihuana es buena para la artritis

WeedLantern contactó con uno de los pacientes de artritis que estaba involucrado en el desarrollo de preguntas para el estudio. Tien S. (49 años), fue diagnosticada con artritis a los 40 años. Dice que su viaje de tratamiento ha sido “una montaña rusa” y que su falta de acceso a la información sobre el cannabis (especialmente por parte de sus médicos), ha presentado importantes desafíos.

En los 9 años que han pasado desde su diagnóstico, ha probado varios médicos y métodos de tratamiento diferentes para tratar sus síntomas. Actualmente toma medicamentos biológicos y algunos narcóticos recetados para tratar la desfiguración y el dolor. También está en proceso de obtener su licencia de marihuana medicinal.

He estado tomando medicamentos narcóticos durante unos cuatro años, y me da un poco de miedo porque una vez que pasas por una cierta cantidad, tu cuerpo se vuelve tolerante y entonces vas a necesitar más y más“, dijo. “No quiero deslizarme por esa colina hacia la zona donde necesito más medicamentos narcóticos, cuando hay algo que es una alternativa que parece ser mucho más segura como el cannabis“.

Pennsylvania y el cannabis medicinal

Tien S. vive en Pensilvania, un estado exclusivamente médico en el que es muy difícil acceder a la cannabis, a pesar de la creciente presión para que se legalice su consumo entre los adultos. Aunque los pacientes con artritis que ella conocía le recomendaban el cannabis como tratamiento, sus médicos se mostraron reticentes a hablar con ella sobre el cannabis.

De hecho, el reumatólogo de Tien, una vez la desalentó a probar el THC para su artritis. “Era un poco como, bueno, puedes hacerlo pero no hay estudios que prueben que va a funcionar“, dijo.

Como resultado, muchos pacientes evitan la marihuana, o la toman en secreto. “De manera alarmante, sólo dos tercios de los pacientes consultaron a sus médicos acerca de su consumo de marihuana medicinal“, informó “CreakyJoints”. “Pero debido a que no ha habido ensayos clínicos para la marihuana medicinal, los pacientes y sus médicos no tienen información adecuada sobre la seguridad, la eficacia y la dosificación apropiada“.

Primera parada: probando si la marihuana es buena para la artritis en Amsterdam

Nuestra entrevistada (Tien), en realidad hizo un viaje de cuatro días a Ámsterdam para poder probar los diversos productos de cannabis por sí misma en un espacio legal. “Probé todo para saber qué cosas me iban a funcionar“, dijo, “porque lo que no quería era simplemente drogarme. Necesito el alivio del dolor. Allí me di cuenta de que, realmente la marihuana es buena para la artritis“.

Tien dice que está en proceso de conseguir acceso a la cannabis medicinal en Pensilvania, que recientemente amplió la lista de diagnósticos que se incluyen para el tratamiento con marihuana medicinal. Aunque ella está ansiosa por entrar en dicha lista,bpiensa que obtener una licencia médica valdrá la pena en última instancia, ya que pagar de su bolsillo por el cannabis es caro para alguien con un ingreso fijo como ella.

Demasiados costes

Es un pequeño truco porque no se puede entrar en un dispensario y ya; hay que encontrar (y pagar) a un especialista, conseguir la cita, etc. Luego hay que pagar la licencia, y después se puede ir al dispensario. Todos esto aumenta el coste, que creo que será algo así como 50 dólares más al mes“, dijo. “Es muy diferente a mi otra medicación, que está completamente cubierta por el seguro“.

En general, Tien, como miembro de la junta de pacientes, se involucró en el estudio de “CreakyJoints” porque quería ayudar a iluminar más sobre el cannabis medicinal como una opción de tratamiento para los artríticos. También le apasiona el impulso hacia la legalización, que según ella, haría que la marihuana fuera más accesible para los pacientes, y alentaría a los médicos y a los pacientes a ser transparentes en cuanto a su consumo.

La única manera de que los médicos puedan tener información, es tener una investigación clínicamente sólida“, dijo. “Ya sabemos que la gente está usando esto, así que es hora de que empecemos a estudiarlo de una vez por todas“.

A %d blogueros les gusta esto: